El Rosario Vivo

Origen del Rosario

El Rosario es un oración universal, pronunciada en casí todas las lenguas y en la mayoría de los países. Tiene un valor bíblico y espiritual universal. Es una oración muy antigua.

Durante los primeros siglos, los cristianos recitaban los 150 salmos bíblicos. Dichos salmos fueron sustituidos por 150 « Dios te salve María » o « Ave Maria ». Para los cristianos, es importante dirigirse a María. Las palabras son las de la salutación del Ángel Gabriel a María y las de Isabel cuando María la visitó.

« Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo » Lucas 1, 28

« Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre » Lucas 1, 42

A través los siglos, los 150 « Ave Maria » fueron divididos en tres grupos de 50 así que cada grupo se constituye de 5 decenas de « Ave Maria ».

Rezar el Rosario

Rezar el Rosario significa meditar el Evangelio por intercesión de María con los Misterios de la vida de Nuestro Señor :

  • Misterios gozosos : Anunciación, Visitación, Natividad, Presentación al Templo, La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.
  • Misterios luminosos : Bautismo de Jesús, Bodas de Caná, Anuncio del Reino, Transfiguración, Institución de la Eucaristía.
  • Misterios dolorosos: Agonía de Jesús, Flagelación, Coronación de espinas, Camino del Monte Calvario cargando la Cruz, Crucifición y Muerte.
  • Misterios gloriosos: Resurección, Ascensión, Pentecostés, Asunción de María, Coronación de María.

En el siglo XIX

Después de los estragos causados por la Revolución Francesa, la descristianización fue importante, la descreencia se desarolló, los cristianos fueron hundidos en la tibieza mientras que los obreros sufrían pobreza y injusticia social.

Alma de fuego, Pauline se da cuenta que se necesita dar de nuevo a la gente el gusto de Dios. Devota fiel de la Virgen María, miembra de la Cofradía del Rosario, piensa que esa oración, muy recomendada por los Papas, podrá despertar la sociedad.

« Siempre y sin cesar pedía a Nuestro Señor que salvase a los pecadores… Quería contribuir a la gloria de Dios. »

« Esa bella oración era dejada a las devotas profesionales, a pesar de que eran antiguas y tenían nada que hacer : eso era un falso prejuicio… »

Organización

¿ Como difundir esa oración y hacer que sea la oración de todos ?

En 1826, con su habitual intuición et su sentido de la organización, Pauline dividió la recitación del Rosario entre grupos de 15 personas o « socios », en honor a los misterios ; cada persona se compromete a rezar UNA DECENA CADA DÍA, meditando uno de los misterios d la vida de Nuestro Señor. Ese misterio es sorteado, cada mes, durante el encuentro mensual ; de tal modo que el Rosario es dicho por completo, cada día, por el grupo de quince ; todos los misterios son meditados por turnos. Una Celadora es responsable del grupo.

Además cada persona se compromete a reclutar a un nuevo miembro, en todas las clases de la sociedad, y a dar una pequeña suma cada año para la difución de buenos libros.

Pauline incita a formar grupo que consta de :

« De lo bueno, de lo mediocre, y de unas personas que soló tienen buena voluntad… Entre quince pedazos de carbón, uno soló es encendido, tres o cuatro lo son a medias, los otros no. Juntadlos y es una hoguera. »

De tal modo, por la solidaridad de los Misterios meditados, los socios constituyen un cadena de oración y forman, en la unión de los corazones, una grande familia espiritual

« ¡ Que felicidad ser unidas a tan buenas almas ! Que linda es esa caridad que hace de una multitud de personas de todas edades, de todas condiciones, de todos países, una única familia cuya Madre es María. »

Rosario Vivo

Pauline misma llamó esa fundación « Rosario Vivo ». Los socios son unidos invisiblemente pero realmente en el Rosario entero rezado cada día, a las intenciones universales del Papa, para la evangelización de los pueblos, para la conversión de los pecadores y la conservación de la fe en la Iglesia.

« El Rosario Vivo, esa corona de María, nos une tanto, aunque seamos varios, como una roso tiene varios pétalos, un rosal, varias rosas, un jardín, varios rosales. »

Los grupos se multiplican en Francia, y después en el mundo. En 1834, el Rosario Vivo, contaba con más de un millón de socios en Francia. Pauline puede escribir :

« Las decenas siguen multiplicandose… Dentro de poco, serámos en unión de oración con todos los pueblos del mundo. »

Pauline tiene el apoyo de los Papas quienes confiaron el cuidado del Rosario Vivo a la familia dominicana. Pauline asegurará el desarollo internacional de la obra desde su casa de Lorette hasta su muerte en 1862.

Hoy en día se sigue rezando el Rosario en el mundo entero de modos distintos, en las Congregaciones religiosas, en las Parroquías, en los Movimientos de Espiritualidad, las Asociaciones mariales, los lugares de Peregrinación.