La capilla de la Virgen en Fourvière

fourviereLa colina de Fourvière es un lugar estratégico secularmente reconocido por su emplazamiento que ofrece una vista larga y dominante sobre los alrededores, es también un lugar histórico.

Lo testigua, primero, la instalación de los Romanos, luego las de los primeros cristianos conducidos por San Potin, y más tarde, por personalidades buscando el campo, el panorama extendido sobre la ciudad y los Alpes.

Fundación

Un primer santuario modesto consagrado a María seria construido por la mitad del siglo 12, relacionado a los canónigos de la catedral San Juan. El culto de Tomas Becket es adjunto al de María.

Durante toda la Edad Media, es una modesta capilla.

En 1476, Louis XI, rey de Francia, a su regreso de un peregrinaje al Puy (Haute-Loire), camino de Compostela, se para en Fourvière. A su orden, el culto de María y de Tomas Becket se desarrollará.

Siglo XVII afirmación del santuario como lugar de peregrinaje

Entonces, Fourvière entra realmente en la historia de Lyon por una sucesión de votos:

l I638: voto de la Limosna General refiriendo a los niños huérfanos, educados en el hospital, afectados de escorbuto. Se decidió hacer un peregrinaje a la capilla de Fourvière, para obtener su curación. Los niños curaran.

l I638: Louis XIII consagra el Reino de Francia a la Virgen.

l I643: voto de los “Echevins” de Lyon, refiriendo a la epidemia de la peste amenazando todos los lioneses, con promesa de conmemoración anual, el 8 de Septiembre, y la de hacer un peregrinaje a la Virgen y dar 7livras de cera y en escudo de oro

Siglo XVIII un santuario muy frecuentado

Fourvière se vuelve un peregrinaje cada vez más frecuentado. La capilla es demasiado pequeña entonces se decide agrandarla. La Revolución de 1789 eclipsa la vida del santuario. La capilla se serrará al culto en 1801.

En 1804, el Cardinal Fesch pide al Papa Pie VII, de paso en Lyon, de volver a abrir solemne el santuario al culto y al peregrinaje.

En el siglo XIX, la vida religiosa se vuelve cada vez más intensa.

En 1852, el 8 de Diciembre, se instala la nueva estatua de la Virgen, obra de un escultor Fabisch. Nuevas festividades son previstas y siguen hoy en día a ser una de las glorias de Lyon.

En 1870, estalla la guerra contra Prusia. Numerosos peregrinos imploran la Virgen de preservar la ciudad. Se comprometen a construir una iglesia más grande; tras muchas controversias, será decidido de no agrandar la capilla existente pero de construir una gran Basílica al lado. Es actualmente la Basílica de Fourvière, consagrada en 1896 por el Cardinal Coullié y erigida en basílica por el papa Leon XIII en 1897.

Con Pauline Jaricot

Señor y señora Jaricot se encontraron haciendo el camino de Cruz hacia la Capilla de Fourvière. Pauline, con sus padres, hermanos y hermanas, como todos los lioneses « suben » a menudo a Fourvière. La devoción a la Virgen tiene una gran importancia en aquel tiempo.

plaqueDe eso modo, después de la conversión, Pauline pronuncio el voto de virginidad perpetua en la capilla de Fourvière, en la noche de Navidad de 1816.

En 1825, vivirá en una pequeña casita, situada al lado de la capilla y más tarde en Lorette, al pie del santuario.

En 1830, al momento de la sublevación de los “canuts”, Pauline pasara tres días y tres noches, rezando, delante del altar de la Virgen en la capilla de Fourvière.

Preocupada por la reconciliación al seno de la cristiandad, Pauline Jaricot instituya la oración hebdomadaria, el Sábado, en la capilla dedicada a San Tomas de Canterbury.

Una placa esta puesta en la capilla, de Fourvière, en homenaje a Pauline Jaricot.

Hoy

La colina de Fourvière se volvió un sitio muy espiritual y turístico. El sitio es muy reputado y conocido en el mundo entero; por su situación que domina la ciudad de Lyon y ofrece un panorama particular sobre la cadena de los Alpes y el Mont-Blanc; así como por les famosas iluminaciones del 8de diciembre que atraen numerosos turistas franceses y extranjeros.

Restauración

Desde varios años, varias restauraciones han sido necesarias para el entretenimiento y la seguridad de lugar.

Señalaremos particularmente:

En el 2003, el rayo cae sobre el campanario de la Virgen

En mayo del 2008, la estatua de la Virgen es bajada de su zócalo y dejada en la plaza; el zócalo será reparado. La estatua será repuesta en su lugar para el 8 de Diciembre 2008.

En el 2007, la puerta de la capilla fue reabierta sobre la plaza dando de ese modo, acceso directo en la capilla.

En el 2008, también, empieza la restauración de la capilla de San Tomas que será abierta al público, como lugar de oración y adoración del San Sacramento, todo el día.

Vida del santuario

El Santuario está abierto todo el día; varias misas se celebran dentro cada día; sacerdote están a la disposición de los visitantes o peregrinos para el sacramento de la reconciliación o muchas otras peticiones; un rosario es meditado cada día en la capilla de la Virgen. Benévolas son presentes sobre el lugar para todas las informaciones, para las visitas individuales o en grupo, para el acojo de los peregrinos…

El 8 de Septiembre se hace con solemnidad la fiesta tradicional del voto de los “Echevins” (epidemia de la peste encauzada en 1643) y la bendición de la ciudad de Lyon, por el Cardinal.

merci_marieEl 8 de Diciembre, la fiesta de la Inmaculada Concepción es, en Lyon, la fiesta religiosa por excelencia testimonio de fervor. Una procesión con antorchas sube « la colina que reza » desde la plaza de la catedral San Juan hasta la cumbre, pasando por la ilustra subida « montée de Chazeaux », tan querida por Pauline. Ese día, un rosario es meditado en la capilla de la Virgen, en continuo, por diferentes movimientos mariales, apostólicos o grupos diversos. En la ciudad de Lyon, varias iglesias son abiertas hasta medianoche donde jóvenes acogen proponiendo lucecitas para poner cerca de la estatua de la Virgen, con una intención de oración a meditar ahí mismo.

Desde una decena de años, durante cuatro días, la ciudad de Lyon se ilumina para la alegría de los lioneses, grandes y pequeños, y la de los visitantes cada vez más atraídos por las famosas iluminaciones hechas de proezas tecnológicas, bajo la mirada de bondad y ternura de MARIA que domina la colina de su santuario.